Blog

La grúa, a lo grande

Acaban de llevarse un Mini mal aparcado en mi calle. Lo gracioso es que como normalmente voy a mi rollo, no me había fijado hasta entonces en el método que usa aquí la grua para ejecutar sus pérfidas sentencias; nada de arrastres: han levantado el coche entero con una especie de grúa-garfio y lo han colocado en la plataforma del camión. El mini era una cosa insignificante, posado en la susodicha, a la cual le sobraban montones de espacio y tiene pinta de ser capaz de llevarse hasta uno de esos tremendos Chelsea Tractors y no te digo que una limousina cortita también.

El Mini, iluso, ha empezado a hacer sonar la alarma, como si pudiera evitar que se lo llevaran. Ya no hay frenos de mano que valgan… ¡la grúa se te puede llevar de cualquier manera!

¡Menos mal que no tengo coche!

Comments

Got anything to say?

Your name
e-mail (optional)
Website (optional)